El ministerio Transporte, la subsecretaria de Puertos y Vías Navegables y la Administración General de Puertos (AGP) trabajan para planificar el futuro del puerto de Buenos Aires para el próximo medio siglo. Se suscribieron acuerdos con los puertos de Rotterdam, Valencia, Barcelona, y con una consultora que realizó labores con más de 50 puertos en el mundo.

 

“Estamos presentando el nuevo rediseño del puerto. Tendrá un espacio dedicado a cruceros, dos terminales de carga y la novedad es que será licitado por 50 años. Al mismo tiempo que se rediseña el puerto se están confeccionando los pliegos licitatorios. Ya presentamos una primera parte al ministro y lo estaremos haciendo muy pronto ante los gremios. Luego se presentará ante los operadores portuarios, las navieras y a todos los interesados”, aseguró Gonzalo Mórtola, Interventor de AGP.

 

El funcionario se encargó de resaltar que “se suscribieron acuerdos con los puertos de Rotterdam, Valencia, Barcelona, y con una consultora que realizó labores con más de 50 puertos en el mundo”.

 

Tras resaltar que “vamos a correr la escollera y eso es una clara señal de que hay puerto para los próximos 50 años”, Mórtola señaló que “La ciudad tiene vocación por hacerse cargo del entorno portuario. La ciudad quiere un puerto amigable y nosotros desde AGP deseamos lo mismo”.

 

Asesoramiento de Rotterdam

 

De acuerdo con el convenio suscripto con Rotterdam, los técnicos de la terminal holandesa prestarán asesoramiento para la remodelación del puerto de Buenos Aires, una obra en la que se prevén invertir más de u$s 1.000 millones para modernizar la logística de las terminales portuarias.

 

El funcionario agregó que “la licitación está muy avanzada y se hará pública a mediados de mes, y hay mucho interés en el puerto de Buenos Aires en todo el mundo, tanto por lo que implica para el país como a nivel regional”.

 

Capacidad del Puerto

 

Mórtola también indicó que en la actualidad el puerto de Buenos Aires tiene una capacidad de 800 mil TEUs, que es baja, y “el proyecto apunta a que empiece a subir y llegue a 1,2 millones a medida que pase el tiempo”. Además, sostuvo que “el proyecto de remodelación implica pensar el transporte del puerto de forma multimodal, con lo cual es muy importante todo lo que hace a los ferrocarriles, porque la mayoría nace o muere en un puerto”.

 

En cuanto a lo que puede aportar el modelo de Rotterdam al puerto de Buenos Aires, Mórlota señaló que “más allá de la tecnología, lo que marca la diferencia es que allá hay políticas públicas, políticas de Estado, políticas portuarias, que es lo que también necesita nuestro país. Tenemos que dejar de pensar en las elecciones y pensar en el largo plazo, en las generaciones que vienen, en lo que se deja más allá de la bandera política”.

 

En última jornada de su visita a Holanda, el presidente Macri recorrió en barco el puerto de Rotterdam junto con los reyes de Holanda, Willem Alexander y Máxima, así como empresarios y expertos que le explicaron las últimas novedades logísticas de la terminal más grande de Europa.

Fuente: Cronista