Tal como estaba previsto ayer el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich recorrió la obra del Puerto de Comodoro Rivadavia. Fue acompañado, en representación del gobernador Das Neves, por el vicegobernador Mariano Arcioni, quien a su vez de manera complementaria a esos trabajos encabezó la firma de dos contratos que, por más de 5.600.000 pesos de inversión provincial, permitirán por un lado la construcción de una nueva plazoleta portuaria de miles de metros cuadrados que albergará molinos eólicos y por otro la remoción y el reflotamiento del Buque Cormorán ubicado en la dársena pesquera.

La firma de los contratos se llevó a cabo en instalaciones del puerto comodorense con las presencias del secretario de Pesca del Chubut, Adrián Awstin; del administrador del Puerto, Favio Cambareri; la diputada nacional Ana Llanos; el presidente de Vialidad Provincial, Osvaldo Mairal y la delegada del Ministerio de Gobierno, Ana María Custodio, entre otros.

Con la empresa Edisud S.A. y por un monto de 3.392.724 pesos se firmó la construcción de la nueva plazoleta portuaria en tanto que con Servisub S.R.L. se concretó por 2.276.000 pesos la rúbrica del contrato para remover y reflotar el Buque Cormorán, un buque encallado desde hace dos años que obstaculiza el funcionamiento del puerto.

En tanto el administrador del Puerto de Comodoro Rivadavia, Favio Cambareri, afirmó que “estas dos obras se iniciarán de manera inmediata en el puerto y son complementarias a las que están actualmente en ejecución en el orden nacional”.

“El puerto desde hace muchos años no realizaba obras y hoy tenemos el agrado de firmar estos convenios, uno destinado a la construcción de una plazoleta de carga que se realiza debido al transporte de los molinos eólicos, la cual es una obra imprescindible para tener todo el almacenaje del equipamiento que vendrá este año”, aseguró.

“La otra obra estaba comprometida por el gobernador y se trata de una obra complementaria, como es la extracción de un buque que obstaculiza un área del puerto” concluyó Cambareri.