Un buque de gran porte con bandera paraguaya realizó una maniobra para poder poder pasar por la esclusa de la central hidroeléctrica Yacyretá. Según datos, la nave iba con 144 contenedores, partió desde el puerto de la ciudad de Asunción con rumbo a Encarnación
Se trata de la primera vez que se hace un proceso de esta naturaleza, ya que las operaciones frecuentes son para el pasaje de los remolcadores con barcazas.

Gracias a este hito, concretado el 1 de marzo, la marina mercante de Paraguay abre una nueva ruta para el comercio exterior del país.

El carguero involucrado en la operación es “Madeleine I”, el armador local CMSP, con una eslora de 119,90 metros, manga 15,40 metros, calado de 8 pies y altura 23,31 metros.

Transportó 144 contenedores de exportación de las zonas de Itapúa y Alto Paraná, con productos derivados del proceso de molienda de soja y con destino final a puertos del Oriente.

Las esclusas de la central permiten que las naves superen la diferencia de 23 metros entre el nivel normal del río Paraná (aguas abajo) y el embalse de la hidroeléctrica (aguas arriba), informó la Dirección de la Marina Mercante, dependiente del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

La estructura tiene un cuenco de 236 metros de largo por 27 de ancho, que permite albergar un remolcador y cinco barcazas de 40 metros de eslora por 12 metros de manga, dispuestas de a pares. Además, cuenta con un sistema de puente basculante para el paso de naves de mayores dimensiones, de manera de facilitar una operación normal por la esclusa.

Dragarán el río Paraguay

En tanto, en el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) paraguayo se encuentran en la última etapa de la elaboración de bases y condiciones para la licitación pública internacional que se llevará cabo para el dragado del río Paraguay, en abril próximo.

Cabe consignar que las obras se realizarán con fondos locales, informó La Nación.

En cuanto a la intervención de los tramos compartidos con Argentina, se negociarán los aspectos técnicos y diplomáticos con el país vecino, comentó el ministerio.

El objetivo de las obras es garantizar la navegabilidad del río Paraguay durante el periodo de estiaje, que se da entre los meses de noviembre y febrero de cada año. Se estima que los trabajos removerán un millón de metros cúbicos.

Según los cálculos, el dragado evitará un sobrecosto de US$300 por cada tonelada movilizada y mantiene un óptimo estado de las condiciones del principal cauce de Paraguay.