Hyundai Merchant Marine (HMM) dio a conocer que alcanzó un acuerdo con la alianza 2M, con la que “formará una relación de cooperación”, pero en la que no llega a ser miembro de pleno derecho, informaron agencias.

Integrarse a una alianza con grandes empresas navieras del orbe fue una de las condiciones del acuerdo de reestructuración de deuda comprometido entre Hyundai Merchant Marine y sus acreedores en el pasado mes de mayo, esto con el fin de evitar la quiebra. La naviera surcoreana, no obstante, aseguró este domingo que el acuerdo con 2M cumplió con el criterio requerido.

El principal acreedor de HMM, el Banco de Desarrollo de Corea (KDB, por sus siglas en inglés), informó que aún no había decidido su posición sobre el acuerdo, pero  al menos señaló que lo consideraba “positivo”.

HMM había sostenido conversaciones para unirse a la alianza de transporte marítimo contenerizado 2M, compuesta por la línea de Maersk, y Mediterranean Shipping Co (MSC), las dos mayores líneas marítimas del mundo.

Maersk señaló en un comunicado que el acuerdo de cooperación instruye que junto con MSC “asuman una serie de charters y operaciones de buques actualmente fletados a HMM”, sin entregar detalles al respecto.

El acuerdo vincula a las compañías por un plazo de tres años y fue denominada “2M + H Strategic Cooperation”, es un “acuerdo de compra e intercambio de cupos para contenedores”, según el cual la capacidad excedente de las naves puede ser comercializada o compartida, explicó HMM.

El acuerdo necesitará de aprobación regulatoria y comenzará a tener efecto en abril de 2017.
“Para Maersk Line, la cooperación brindará nuevas oportunidades, no menos importantes en el comercio Transpacífico, donde 2M obtendrá acceso a potentes productos de HMM “, afirmó Maersk.

Antes de darse a conocer el acuerdo, Hyundai Merchant Marine (HMM) debió negar versiones que señalaban que Maersk Line ya no estaría considerando a la incorporación de la naviera surcoreana en la Alianza 2M.

Esto luego que Wall Street Journal (WSJ), citara al portavoz de Maersk, Michael Storgaard, quien señaló que “las partes han discutido la posibilidad de que HMM se una a la 2M como socio operativo y que ahora la compañía ha decidido buscar otras posibilidades de cooperación”.

Lo que los medios surcoreanos interpretaron como la negación de “2M de Integrar a HMM a la alianza.

HMM, sin embargo, salió al paso de estas versiones el viernes 9 de diciembre, aclarando que las conversaciones sobre la incorporación a la alianza están en curso y que la compañía considera un “acuerdo limitado”, como otro tipo de alianza.

Fuentes de la industria asumieron en la ocasión que las versiones sobre una fallida integración provenían del rechazo de los clientes de  Maersk, quienes habrían presionado para rechazar la unión estratégica con HMM.

Dada la presente crisis del transporte contenerizado a nivel mundial y el colapso de Hanjin Shipping en agosto, los clientes globales habrían  perdido la confianza en las navieras de origen surcoreano.

De hecho, algunas fuentes aún critican la decisión del KDB de aprobar la reestructuración de HMM, y no la de su competidora Hanjin que finalmente se vio en la necesidad de declararse en quiebra.