Una vez que se reglamente la nueva ley, promoverán importantes beneficios impositivos para el desarrollo de los armadores nacionales e incentivos aduaneros para la incorporación definitiva de buques a la bandera argentina, buscando un equilibrio sustentable entre el desarrollo de la marina mercante argentina y el de la industria naval. Además, se determinó un cambio de regímenes de responsabilidad de la Cámara de Practicaje, que hoy tienen responsabilidad ilimitada sobre su propio patrimonio.

Estas nuevas medidas surgen del desarrollo y consolidación de la Comisión Tripartita, creada este año por el Gobierno Nacional e integrado por sectores empresariales, gremialistas y referentes del Ministerio de Transporte de la Nación. Este organismo permitió constituir una mesa de diálogo y trabajo para identificar los problemas que afectan a la marina mercante, estableciendo soluciones analizando nuevas medidas.

El Proyecto de Ley, que sustituirá el régimen de excepción instaurado con el Decreto 1010/2004, significa además un trabajo conjunto realizado por la comisión de Infraestructura, Transporte y Vivienda que preside el Senador Carlos Espínola, representantes gremiales y funcionarios del Ministerio de Producción de la Nación, en base a los proyectos, presentados por los senadores Alfredo Luenzo, de Chubut Somos Todos, y Fernando ‘Pino’ Solanas, de Proyecto Sur.

Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación: “Hace unos meses creamos la Comisión Tripartita y acordamos un documento de consenso, junto a empresarios y gremialistas, para implementar medidas que solucionen los problemas de la Marina Mercante. Esto fue muy importante para todo el sector y uno de los resultados positivos lo vemos hoy, con la consolidación del Proyecto de ley de la Marina Mercante. Esta es la Argentina que queremos desarrollar a través del diálogo y el trabajo en conjunto como premisas fundamentales para potenciar nuestro país”.

(Fuente: ENAPRO)