Lo hizo a través de la Radio Papa Francisco, en donde realizaron una programación especial en homenaje a todos los hombres y mujeres de mar y a sus familias.

El pasado viernes, se celebró el Día del Marino Mercante, instituido el día 25 de noviembre en conmemoración del inicio de clases en la Escuela de Náutica del Real Consulado, en 1799, precursora de lo que luego sería la actual Escuela Nacional de Náutica.  El SOMU se sumó a los festejos  y a través de la radio Papa Francisco, con una emotiva programación, homenajeó a todos los trabajadores marítimos en su día.

Por la mañana, en el programa “Zarpamos en 5” conducido por Mariela Muñoz, estuvo en comunicación telefónica el director de la Escuela Nro. 2067, Omar A. Rupp de Alto Verde- Santa Fe, Marcelo Deicas quien brindó detalles sobre el funcionamiento de la institución y sostuvo: “La escuela tiene 160 alumnos, es una escuela que además de habilitar para la Marina Mercante, brinda el título secundario. A ella asisten chicos que realmente necesitan capacitación y se está trabajando para mejorar su dinámica”. Deicas recordó además el viaje de fin de curso que los estudiantes de último año realizaron hace poco a Cataratas de Iguazú, al respecto dijo: “Conocieron un lugar que difícilmente lo podría conocer si no fuera por el esfuerzo que el SOMU realizó con este gran aporte. Para muchos chicos fue el primer viaje que hicieron fuera de la provincia, así que todos volvieron maravillados”.

Luego visitó el piso de la radio el profesor de la Escuela de Capacitación Marítima Omar A. Rupp, Capitán Bruno Gaviña, quién recordó sus comienzos como marino mercante y reflexionó sobre su trabajo hace ya nueve años como docente de la escuela. “En mi familia no hubo nadie marítimo, sin embargo, siempre estuve en contacto con el agua. Cuando me empecé a dedicar a la docencia, comencé en la Escuela Nacional Fluvial, terminé mi carrera como docente ahí. Fueron diez años. Luego empecé en la Escuela Omar Rupp, en donde hoy me desempeño,  dicto materias como navegación, protección del buque, conocimiento del buque mercante, soy jefe del simulador; donde le damos clase de timón al marinero”, afirmó.

Asimismo, en el programa El Rompehielos, conducido por el periodista “Pollo” Mactas, nos visitó Marcelo Alberto Covelli, licenciado en Transporte Marítimo, Instructor de VTS y del Simulador Marítimo en el Centro de Simulación Dr. Manuel Belgrano,  quien contó sobre todas las actividades que se llevan adelante en el Centro de Simulación, como por ejemplo,  cursos de remolcadores Off Shore, de remolcadores, asimetales, maniobras de alije, maniobras de pilotajes, etc.

Seguidamente, el periodista y  ex-marino Rafael Emilio Santiago, en comunicación con el medio, narró su experiencia como trabajador marítimo y reflexionó sobre la importancia de los vínculos que se construyen arriba de los barcos. “Las amistades de a bordo son mucho más profundas y perennes que las que se construyen aquí en tierra”, enfatizó.

Posteriormente, en el programa Watani,  que conduce Ronald Hamdan, Horacio Guillermo Vázquez Rivarola, director del Museo Marítimo Buenos Aires en la Escuela Nacional de Náutica, comentó sobre la celebración del día del Marino Mercante, cómo y por qué se instauró este día en nuestro país. “Es un día singular para todos los marítimos. He tenido el privilegio de celebrar este día desde hace muchos años. Algunos años celebramos navegando por alta mar, nosotros celebramos trabajando”, afirmó. Luego dijo que: “Los marinos mercantes a nivel mundial tenemos la manía de coleccionar objetos de todas partes del mundo, todo es importante como recuerdo de haber estado en determinado lugar del planeta”, sostuvo.

En tanto, el programa La Mar en Bondi, el periodista Marcelo Oliveri realizó un interesante análisis de los términos lunfardos en el ámbito marítimo. El destacado académico abordó el origen de algunos términos, su utilización y cómo se implementan en la actualidad.

Finalmente, en el programa conducido por Graciela Guiñazú, Atando Cabos, en el que se recordó la importancia de la labor que realizan los trabajadores marítimos y cómo viven ese oficio las familias, la periodista entrevistó a Teresa López, mamá de Santino y esposa de nuestro compañero marítimo, Martín Badía.

En una emocionante nota Teresa afirmó que: “No es fácil de llevar la casa adelante con el marido embarcado, hay que hacer de mamá y papá, eso es lo difícil. Mi marido hace seis años que es marinero y se embarcó en esto, pero para mi es más importante acompañarlo en la decisión que él tomó”.

“Las esposas de marítimos nos encontramos en la quinta del SOMU en verano, la mayoría de las veces voy sola con los chicos porque mi marido esta navegando casi siempre, todo el verano. Él es marinero de cubierta. Se encarga del amarre, pintar el barco, mantener todo. Es el cocinero de la casa, lo que más extraño de él cuando no está, es la comida que prepara” recordó entre risas.