En el predio en la Isla Demarchi que la Fundación Azul del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos posee en la Capital, se encuentra instalado el Centro Marítimo de Simulación Dr. Manuel Belgrano. Un denominado “laboratorio de navegación” equipado con la más alta tecnología para la capacitación de los trabajadores marítimos.

En esta nota exclusiva para el Diario Unión del Marino, Víctor Ferrazano, uno de los Instructores, nos cuenta las bondades del simulador.

“El simulador que tenemos aquí, en la isla, tiene una característica muy especial, es un simulador de maniobra, de misión total. Esto permite el entrenamiento del personal de cubierta de la Marina Mercante, tanto a los capitanes, como a los marineros, que en el puente de mando pueden desempeñarse como vigías o timoneles.  También sirve para entrenar a los prácticos, que son los que asisten con sus conocimientos a los capitanes extranjeros que entran los buques aquí”.

Ferrazano detalló que: “Lo que se hace es generar escenarios con el mismo nivel de detalle de la realidad. Esto posibilita que las decisiones que los prácticos tomen  se correspondan luego con el contexto real. Aquí se reproducen escenarios locales y la novedad es que este es un tipo de simulador que no está fabricado en la República Argentina y por lo tanto no vino con los escenarios locales, así que lo que hacemos es crearlos para poder entrenar y capacitar a los oficiales de nuestra Marina Mercante”.

El destacado instructor añadió: “El Centro de Simulación y el equipo que trabaja en él, ha sido requerido también para crear escenarios de la República de Chile, con ese criterio podemos hacer escenarios para cualquier lugar del mundo, además de crear también los buques mercantes que nos demanden, ya sean de empresas del sector naviero argentino como extranjeros, es decir, nosotros podemos diseñar puertos extranjeros  y a la vez, buques extranjeros o buques que vienen  a nuestro país e inclusive buques que están por venir, que por ejemplo, el empresario o sus propios capitanes quieren saber sobre las condiciones de seguridad van a llegar a nuestros puertos. Una cosa interesante, es que esos buques, van a entrar a una terminal argentina y esa terminal puede tener interés en que ese buque puede ser su cliente, entonces puede resultar como producto de esa investigación, las mejoras en las  instalaciones portuarias”.

“Este simulador se utiliza para capacitar al personal y para que no se cometan accidentes. Cuando existen factores que no fueron tenidos en cuenta, las consecuencias pueden ser muy grandes que incluyen muertes, heridos o daños al medio ambiente por lo cual la responsabilidad de dar un correcto entrenamiento al personal de la Marina Mercante es muy alta y la satisfacción también”, finalizó.