La Comisión Interventora Judicial a cargo desde el 18 de febrero del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), presenta los datos más relevantes que surgen de la auditoria y administración de febrero, marzo y abril de 2016.

La información respaldatoria de este resumen consta en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 6 del Dr. Rodolfo Canicoba Corral.

El objetivo fundamental del mismo es informar de manera clara y transparente la rendición de cuentas a sus afiliados y a la ciudadanía en general. Este informe se presentará de manera regular trimestralmente.

Agradecemos la difusión de la información enviada

Sueldos, RRHH y gastos personales 

La Administración Central del SOMU pagaba por conceptos sueldos y gastos personales a los directivos y personal contratado un total de $ 1.940.450. Este monto a partir de intervención se redujo a $ 1.195.000 por iguales funciones, generando un ahorro de $ 745.450 mensuales representando un 38,41% menos.

Asimismo, en las Delegaciones y Seccionales se pagaban en concepto de sueldos a personal que no prestaba funciones y gastos personales de los representantes de esas dependencias la suma $382.060, monto que fue dejado de abonar a partir de la gestión de la intervención.

También se detectaron empleados del SOMU que se utilizaban para servicios personales del Secretariado General, como por ejemplo el caso de una persona que se encontraba en la nómina del hotel de Villa Gesell que en realidad era el cuidador de la casa del ex Secretario General que posee en esa localidad.

Patrimonio

En el SOMU se encuentran registrados 73 automóviles en los estados contables, de los cuáles se han podido ubicar físicamente 41, quedando un total de 32 automóviles de los cuales se desconoce el paradero y su estado. Asimismo, a la fecha, el ex Secretario Tesorero del gremio continúa sin devolver un vehículo Toyota SW4 modelo 2015 propiedad de los afiliados valuado en $820.000.

Obras en construcción 

A través de la auditoría que se está llevando adelante sobre obras en construcción que tenía en curso el SOMU, se detectaron certificaciones sobrevaluadas por un importe de $ 4.687.477,14 en facturas pendientes de pago.

Administración y contaduría 

El SOMU carecía de un Sistema de Gestión Integral, no se llevaban registros de las cuentas corrientes de los proveedores, las facturas se acumulaban en la tesorería a la espera de que el ex Secretario Tesorero discrecionalmente las pasara al pago, y se registraban una vez realizado el mismo.

Con la Comisión Interventora Judicial se han implementado procesos contables y administrativos, lo que permite llevar un mejor control de la documentación que ingresa al Sindicato y llevar registro contables actualizados, con información fiable en todo momento.

El sistema de liquidación de sueldos es antiguo, al punto que corre bajo el viejo sistema operativo DOS. Esto implica que muchas de las tareas de liquidación deben hacerse manualmente o en planillas de Excel y luego transcribirse al sistema, generando mayor carga administrativa e incrementando la posibilidad de errores.

Se contactó al proveedor del sistema a fin de poder actualizarlo e integrarlo a la contabilidad, de manera de generar automáticamente los registros contables de todos los conceptos relacionados con la liquidación de haberes. Actualmente se están migrando las bases de datos de sueldos para realizar las liquidaciones mediante el mismo.

El SOMU se encontraba en una situación totalmente deficitaria, los gastos mensuales superaban ampliamente los recursos, en la mayoría de los casos producto de los costos excesivos antes mencionados como así también de sobreprecios. Para cubrir estos desfasajes, recurrían habitualmente a la emisión de cheques de pago diferido, a 30-60 días y 90 y 120 en algunos casos. Hoy, la Comisión Interventora Judicial debe hacer frente a la suma de $ 4.955.320,89 producto de estos diferimientos de pagos.

Además, la Comisión Interventora Judicial se encontró con facturas de proveedores impagas por un total de $ 4.030.576,06.

Otra modalidad llevada adelante por el Sindicato era la entrega de cheque de terceros a determinados proveedores. Esto claramente se contrapone con los controles internos básicos de auditoría, evitando el seguimiento de los pagos.

Compras

No existía un procedimiento de compras y contrataciones, las mismas eran aprobadas directamente por el ex Secretario Tesorero, quien a discreción determinaba qué y a quién se le adjudicaban las compras.

Así el ejemplo de un proveedor al que se le adjudicó la provisión de 8.000 mochilas y 6.000 kit escolares por un total de $ 8.081.576. Revisada esa contratación, surge que según valores de mercado le facturaron al sindicato un sobreprecio para la acción social de aproximadamente $1.000.000.

Servicios y empresas 

El servicio de limpieza del SOMU era contratado a la empresa MALONOT S.A., firma creada para la tercerización de este servicio al Sindicato, a la Fundación Azul, y a la Mutual del gremio. La composición accionaria de esta empresa es 50% del SOMU y 50% a nombre de la hija del ex Secretario Tesorero del SOMU. Esta firma facturaba al SOMU $ 605.618,39 en concepto de servicios de limpieza. Actualmente, se contrató al personal que prestaba este servicio bajo relación de dependencia del Sindicato, abonándoles el mismo sueldo de bolsillo que cobraban en Malonot S.A., y por las mismas tareas hoy se paga en concepto de sueldos la suma de $122.050,26. El sobreprecio de esta contratación era de $ 483.568.13 por mes. Lo que significó un ahorro del 79,85%.

En lo que respecta al servicio de seguridad, el SOMU pagaba a la empresa Sistema Laboral Cooperativo la suma de $ 835.258,80 mensuales. Al igual que en el caso de los servicios de limpieza, se contrató al mismo personal abonándole los mismos sueldos de bolsillo, con un costo total de $ 329.490,07. En este caso, el sobreprecio de la contratación era de $ 505.768,73 mensual. De esta forma el ahorro fue del 60,55%.

Además el gremio tenía contratado un servicio de alquiler de camiones que se destinaba a prestar funciones en un campo en la ciudad de Puerto Madryn (CHUBUT) al que los afiliados no tenían acceso. El costo de este alquiler mensual era de $ 609.996,11, servicio que en la actualidad se dio de baja. Este servicio estaba contratado con una empresa de la cual el ex Secretario Tesorero del SOMU era su Presidente. El ahorro total fue del 100%.

En otro orden el sindicato abonaba seguros de automóviles para los autos particulares de algunos directivos por un valor de $70.000 pesos anuales. Al mismo tiempo el SOMU pagaba alquileres de viviendas para uso personal de los directivos por $ 250.680 anuales.

Obras social del personal marítimo (OSPM)

La Obra Social del Personal Marítimo (OSPM) reclama al SOMU una deuda de $ 7.428.790,32 en concepto de gastos supuestamente abonados por la Obra Social y que correspondían al Sindicato. Actualmente la Comisión Interventora Judicial se encuentra analizando dicho reclamo y realizando un trabajo de verificación del crédito reclamado.

Comunicación

El área de prensa del gremio destinaba para mantener portales web y redes sociales, la Radio Papa Francisco, Papa Francisco TV, Programa Somu TV, retransmisión de la radio y pautado en medios  la suma de $642.637 mensuales.

En la actualidad se redujeron algunos gastos innecesarios, haciendo más eficiente la inversión, la que se redujo a la suma de $319.280 mensuales. Además se están implementando nuevas políticas de comunicación digital para que la radio tenga mayor alcance. La reducción fue del 50,31%.

Conclusión

En resumen, la Comisión Interventora Judicial del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) ha detectado las siguientes irregularidades:

  • Ausencia total de procedimientos y contratos para la adquisición de servicios
  • Exorbitantes sobreprecios en las compras directas
  • Ausencia total de planificación financiera
  • Multiplicidad y superposición de tareas y cargos
  • Utilización de fondos de los afiliados para el uso personal de algunos directivos
  • Robo de automóviles
  • Ausencia de planificación y seguimiento en la construcción de obras
  • Pasivo detectado a la fecha de $ 8.985.896,95

El Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) desde la administración de la Comisión Interventora Judicial ha generado un ahorro de $ 3.072.840 mensual para su operatoria habitual, y un ahorro de $ 4.687.477,14 por errores en certificaciones de obras.

 

BAJAR PDF CON EL INFORME COMPLETO