El miembro de la comisión interventora judicial del SOMU, Jorge Alonso, puso en funciones ayer a los delegados interventores de la delegación Puerto Madryn del sindicato que enrola a los marineros. Hasta ahora y tras la remoción de la anterior conducción, no había a nivel local, representantes legitimados para realizar gestiones ante la autoridad laboral y participar de negociaciones salariales con las cámaras signatarias del CCT.

Alonso explicó que se hizo presente “para nombrar a los delegados interventores que quedan a cargo de la Seccional Puerto Madryn. Se designó a César Zapata, Héctor José Monroy y la doctora Luisa Ferreira Soria. A partir de hoy estamos normalizando la situación que hasta ahora estaba confusa, ya que a partir de la intervención judicial, y luego con fecha del sábado 14 de mayo, ya no quedaron autoridades vigentes en el SOMU”, precisó.

Los integrantes de la comisión de interventores “vamos a ir zona por zona, nombrando a las personas que van a quedar a cargo hasta que se pueda terminar con la auditoría ordenada por el juez Canicoba Corral, y convocar a elecciones”, señaló Jorge Alonso. “El sindicato es de los marineros y por lo tanto, trabajamos en pos de que en elecciones democráticas se hagan cargo lo propios afiliados de su conducción”, sostuvo.

Asimismo, indicó que la comisión local de la intervención va a tener las facultades propias de los delegados y de los jefes de seccional. “Van a sentarse con los empresarios, van a charlar temas paritarios y del convenio colectivo. Y cuando haya que firmar la paritaria o firmar un convenio se hará con los interventores designados por el juzgado”, aclaró el interventor nacional que ayer visitó Puerto Madryn. “Ellos nos mantendrán informados, son quienes van a llevar a cabo los controles en los puertos. Y atender toda situación que algún marinero pudiera presentar a través de su representación gremial”, dijo sobre la tarea cotidiana que se le presentará a la comisión designada.

Alonso conformó que “esta comisión tiene las amplias facultades para negociar con las empresas y las cámaras, aunque cualquier convenio o acuerdo paritario la firma se hará ante el Ministerio de Trabajo de la Nación, donde por el SOMU firmarán los interventores designados por el juez”.

Siguen vigentes

Además de Puerto Madryn, “en esta semana estamos visitando Rawson para también designar a delegados interventores, y posteriormente, se hará lo mismo en Necochea y Mar del Plata. Después vamos a ir a Caleta Olivia, San Antonio Oeste y Ushuaia”, detalló.

Por otro lado, se refirió a una decisión de la Cámara Penal, destacando que la Comisión Interventora no fue suspendida sino que continúa en funciones. “En realidad el dictamen que hubo de la Cámara no creo que haya sido mal interpretado, sino que fue utilizado como una estrategia de la conducción anterior del SOMU. La Cámara lo único que hizo fue dar lugar a la queja, es decir, decirles a quienes hicieron el planteo que pueden formalizar la queja. Pero eso fue transmitido como que los interventores quedaban sin efecto, pero nada de eso es así”, opinó.

Agenda sindical

Hasta la designación de los delegados interventores, estuvo funcionando una Comisión Normalizadora, que había sido votada por los propios afiliados locales. Walter Benítez es uno de sus integrantes y destacó la decisión de ls intervención nacional. “Llegó la hora de los nombramientos de lo que habíamos pedido para normalizar la delegación. La consigna nuestra es la defensa del aguinaldo, seguimos teniendo ese problema con as empresas del sector, pedimos la aplicación irrestricta de lo que está escrito en el convenio colectivo de trabajo”, explicó sobre la agenda de temas que tiene el sector. Sostuvo que “las empresas están incurriendo en infracciones a la ley de contrato de trabajo, y sobre esos casos particulares queremos intervenir”.

Privilegiar el diálogo

Por su parte José Valderrama puso de relieve que a pesar de no haber tenido representatividad para negociar en paritaria, todo este tiempo se privilegió la vía del diálogo y en todos los casos se busco evitar los conflictos.

“Pedíamos algún nombramiento para poder defender a los trabajadores que no podíamos representarlos porque no teníamos el aval sindical, ni para entrar al muelle, ni para poder gestionar en el Ministerio de Trabajo”, describió.

“El nombramiento llega justo antes que salgan todos los barcos y para tratar de mediar entre las empresas y los trabajadores y se respete el convenio”, afirmó Valderrama, al anticipar que pretenden seguir por la misma senda de negociar y discutir en un ámbito de diálogo sin llegar a instancias de medidas de fuerza.

Fuente: Revista Puerto